Mi primer post del Año, tenía pensado hacerlo sobre un tema bastante diferente al que hoy os relato, pero quedará para la semana que viene. En estos momentos, me llamaba este texto para que lo escribiese.

Hoy desperté con un artículo de la vanguardia, cuyo titular me puso el corazón del revés “Le dije a mi hija: “puedes irte, yo sonreiré por ti”; y se fue”.

A partir de leerlo y durante el resto del día no pude quitarme de la cabeza esas líneas, que resonaban en mí como una lección aprendida y tatuada a fuego, en estos últimos años.

 

Solemos vivir la vida a toda prisa a diario, olvidándonos de una parte fundamental de la palabra… nos olvidamos de VIVIR!

 

Nos despertamos ya estresados, con mil tareas que realizar al cabo de día, y sin tiempo material para llevarlas a cabo.

Nos preocupamos en exceso por cuanto dinero necesitamos ganar, para comprar todo lo que creemos que nos falta.

Planeamos con meses de antelación el viaje que queremos hacer en vacaciones, pero que, hasta cuando lo estamos desarrollando, se nos olvida, muchas veces, disfrutarlo.

foto paisaje maylopez.es

Una vez allí, pasamos los días muy ocupados realizando todas las actividades contratadas, haciéndonos las fotos perfectas y compartiendo con el mundo “virtual” los maravillosos paisajes que estamos disfrutando… Esos paisajes que miramos con nostalgia en las fotos cuando volvemos, pero que se nos olvidó exprimirlos al máximo cuando estábamos presentes.

 

Prioridades de mi DÍA a DÍA:

 

https://twitter.com/maylopezes/status/949191753420148736

 

Dentro de la rutina diaria, a veces olvidamos los conceptos más básicos de nuestra propia existencia. Esos conceptos, básicos para mí,os los resumo a continuación:

SALUD:

 

En ese ritmo frenético  de cada día solemos repetir  banalmente esta frase, de forma  casi mecánica: “Por lo menos nos queda salud”,  y hasta  la nombramos como premio de consolación cuando no conseguimos ganar, en sorteos como la lotería.

 

Realmente no valoramos el gran valor que tiene y todo lo que encierran estas letras: SALUD.

 

Un pequeño término del que no nos acordamos, hasta que la realidad llega a nuestra puerta y nos informa de que solo cinco letras que no atendíamos, han crecido y se han convertido en  5 más… ENFERMEDAD

Yo por desgracia, he vivido durante estos años,de cerca, lo que la enfermedad significa.

Podría contarte mi historia, y las personas que ya no están en el camino…. Podría contarte las horas que paso en urgencias y hospitales (pero no esos tranquilos  y cómodos, NO. Hospitales donde, gran cantidad de veces, no hay espacio donde poder sentarte, por estar repletos de personas, que al igual que yo, esperan ser atendidos o poder acompañar a sus familiares, como es mi caso…. De esos que no escuchas el silencio, sino la melodía de ambulancias o megáfonos nombrando pacientes y donde los médicos se multiplican para poder atender todos los casos lo antes posible….), pero no sería más que una historia igual o parecida, a la que viven millones de personas a diario.

Prefiero contarte lo que siento en esas horas o días que esperas el alta de tu pareja, familiar o hijo…  En esos momentos descubres el verdadero valor de esas 5 letras, hasta el punto de invocarlas en tu cabeza una y otra vez…

 

En esos instantes, todo tu mundo se para y realmente descubres las cosas que tienen sentido y priman en tu vida…

 

Ya no importan las tareas domésticas que no te dio tiempo a hacer y por la que sueles discutir, ni si se hicieron los deberes o se terminaron toda la cena bien sentados en la mesa….

Realmente, en esa espera te das cuenta, de que lo único con lo que logras mitigar la desesperanza, es imaginando todos los viajes o excursiones que aún no has podido vivir,con la persona que duerme en esa cama de hospital y qué pides tener tiempo para realizarlos…

 

TIEMPO:

 

Otro elemento de la vida que nos tomamos muy a la ligera. Nos creemos dueños de todo nuestro tiempo, sin saber, que cada segundo que malgastamos no vuelve…

 

Todos esos besos, acciones, momentos que dejas escapar, no los vas a recuperar jamás… Tendrás otros parecidos, pero esos volaron como los segundos vuelan en el reloj.

 

Yo, durante todas las horas que paso en esas sillas, no planeo viajes imposibles, los aprovecho en preparar viajes reales, de esos con fechas decididas y con vuelos ya comprados.

Si, supongo que habrá quien me llame Inconsciente, quien me diga que eso ellos no pueden hacerlo. Que soy una idealista y no preparo mi jubilación ni mi futuro.

Y SI,  en gran parte tendréis tenéis toda la  Razón… Soy todas esas cosas y sobre todo una MÁS. Soy una persona que sabe que el único momento real para vivir es el AHORA, que no quiere lamentarse de las cosas que no hizo porque no tuvo tiempo o estaba muy ocupada para disfrutar de él…

 

FAMILIA:

 

Yo en este caso me siento una gran privilegiada. Tengo la  GRAN Suerte de tener unos padres y hermanos que me apoyan, me ayudan muchísimo y siempre están ahí cuando los necesito. Una FAMILIA a la que me faltaría Años para agradecerle todo lo que hacen por mí y por los míos a diario.

foto familia maylopez.es

Pero sobre todo, tengo un marido y unos hijos que son MI MAYOR ÉXITO, y con los que intento exprimir al máximo mí tiempo y experiencias vividas.

 

 Infografía y Conclusión:

 

 

Este texto, era la otra parte que faltaba en mi último post “Guia de Reflexiones y deseos para 2018” .

Marca un nuevo campo en mi evolución a la hora de escribir, que no descarto volver a retomar durante este Año que empieza, en alguna que otra ocasión, porque me permite expresar a otro nivel, otra parte de mí.

Me gusta que la gente conozca mi parte profesional por encima de todo, pero creo que ya era hora de que también empezasen a conocer mi parte más personal.

Por lo demás soy bastante “Normal” (creo). Al igual que todo el Mundo, paso gran parte de día inmersa en tareas cotidianas. Llevo al día, o lo intento, una Vida Normal y rutinaria.

 Pero me permito de vez en cuando, el cambiar esta rutina y disfrutar de experiencias y viajes AQUÍ y AHORA, simplemente porque SÍ, para celebrar la Vida!!

Si quieres leer alguna de nuestras aventuras, puedes hacerlo leyendo nuestro Viaje a Disneyland.

Muchas gracias por dedicar tu tiempo a leer este artículo. Si quieres comentar algo sobre él, estaré encantada de leerlo en los comentarios.

Y ya sabes, si quieres seguirme, agrega mi página a tu buscador, o suscribete a mi blog y descubre un nuevo artículo cada semana.

 

 

 

 

 

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar